Racismo, clasismo, servilismo y discriminación social en Colombia

Por Juan Carlos Vela

Niños soldados en la “Guerra de los Mil Días”. L’Illustration 1902. Los niños reflejan los diferentes grupos raciales.

En Colombia la discriminación va mucho más allá de la conocida y perjudicial discriminación racial contra los afrodescendiente, pues ésta también se presenta contra otros grupos étnicos como los índigenas, campesinos, y otros grupos raciales que se fueron desarrollando debido al mestizaje. Existen además otros tipos de discriminación como la discriminación social o el Clasismo, es decir la discriminación según la clase social a la que se pertenece, el barrio donde se vive, la forma de vestir, el acento, la ciudad de origen, el nivel de educación, la universidad en donde se estudió, el apellido, etc. A esta se suma también un término poco usado por los académicos de la discriminación, y es el llamado Servilismo o la enseñanza de comportamientos similares al de los ‘siervos’ y ‘criados’ de la época colonial, fomentados por tradiciones familiares y culturales e impulsados diferentes grupos sociales para inculcar respeto.

La discriminación racial tiene una larga historia en el país sobre todo contra las comunidades afrodescendientes e índigenas al igual que la discriminación social contra la gente de bajos recursos.

Para la gente de bajos recursos, la discriminación social de la que son objecto se debe en gran parte a la falta de educación que los posiciona en una clase social desfavorecida. Muchos de ellos suspenden sus estudios para poder ayudar a sostener a sus familias, y los que logran terminar colegio les es muchas veces imposible lograr entrar a una universidad, pues es tan grande la demanda de estudiantes por estudiar en universidades públicas, que de los miles de estudiantes que se presentan en instituciones como la Universidad Nacional sólo uno cuantos son aceptados a través de un exámen bastante injusto diseñado para filtrar (por ejemplo preguntas complejas de mátematicas, química y física a estudintes que quieren estudiar Bellas Artes). Así mismo el costo tan exagerado alto de  las universidades privadas las hace completamente inalcanzables para ellos, e igualmente la falta de más universidades públicas. Por ejempo el gobierno podría construir más ‘sedes’ de la Universidad Nacional en zonas remotas de Bogotá para cubrir el cupo tan limitado que hay en la actualidad y que se concentra en la sede central.

Este hueco en la educación hace que éstos jóvenes de bajos recursos queden en desventaja laboral al no tener educación universitaria y por ende en desventaja social frente a los que si logran obtener un grado universitario y sucede así que muchos de los que no son aceptados terminan haciendo oficios varios o  montando negocios informales para sobrevivir o incluso uniéndose a bandas delincuenciales cuando podrían aprovechar sus habilidades como ingenieros, médicos, arquitectos, etc. y ayudar a sus familias a salir adelante. Ellos al no tener una carrera universitaria, terminan siendo discriminados por su falta de preparación, por sus bajos ingresos económicos y otros.

Igualmente la falta de Universidades en regiones apartadas hace que los jóvenes prefieran quedarse en sus pueblos, pues les sería muy costoso viajar a una ciudad como Bogotá para estudiar, con todos los costos que eso representaría.

A la falta de educación se suma la discriminación racial, el clasismo y el servilismo que exponemos a continuación.

 

Racismo

El racismo en Colombia y en especial la discriminación racial contra los afrodescendientes en Colombia tiene una larga historia, pero asi mismo es larga la historia de las elites criollas preocupadas por “blanquear” o mestizar la raza. El antropólogo e historiador Alfonso Múnera expone muy bien en sus dos libros “El Fracaso de una Nación” y “Fronteras Imaginadas” los conflictos y tendencias racistas de la época colonial en Cartagena y la Nueva Granada contra la raza negra. Pero hoy día la discriminación racial contra los afrodescendientes no es la única discriminación pues también se presenta en las ciudades discriminación racial contra las personas con apariencia índigena que vivan en la ciudad, o que tengan piel oscura o contra los que tiene apariencia campesina.

A comienzos del siglo XIX en Cartagena de Indias ya se había convertido en una ciudad multirracial como lo explica Alfonso Múnera en su libro “El Fracaso de una Nación” de 1998:

“Un negro era tenido como una persona inferior, sobre la cual pesaban limitaciones legales, sociales y culturales severas, debido a su descendencia de ancestros africanos por ambos lados. Un mulato o pardo era aquel con ancestros europeos y africanos, reconocidos por el color de su piel. Un zambo era el producto de la mezcla de africano e indio. En ambos casos, la mezcla con negro y/o indio suponía una valoración social e ideológica discriminatoria contra el sujeto que la padecía, la cual se expresaba también en exclusiones de distinto orden. En realidad a finales del siglo XVIII y principios del XX, estos términos son una simplificación de la variedad de denominaciones raciales de uso en la Cartagena Colonial.”

Está discriminación o clasismo del siglo XIX se ve reflejada también en la literatura de mediados de este siglo, especialmente en la obra ‘Manuela’ de Eugenio Díaz Castro, escrita en 1956, novela de género costumbrista que describe la sociedad de aquella época, las clases sociales, los oficios, costumbres y entretenciones de las clases pobres. Según el Análisis de Alvaro Pineda Botero en su libro “La fábula y el desastre. Estudios críticos sobre la novela colombiana“, las descripciones raciales de los personajes son característicos: Francisa Rubiano, blanca epañola pura; Dolores Gacha, índigena con un ‘rezago de la pronunciación nacional de los muiscas’. Lingüisticamente, el personaje principal “Demóstenes” puede usar el “Tú” (tutear) con todos, pero los campesinos sólo pueden usar el “usted” y el “sumercé” (originario del ‘su merced’ o ‘vuestra merced’). El mismo Eugenio Díaz sufrio discriminación en su época por ser un escrito dde origen campesino que no tenía ninguna preparación formal en escribir novelas. Ver Crítica Literaria sobre Manuela.

En los años 1800, intelectuales granadinos como Francisco José de Caldas, José Ignacio de Pombo y José María Samper ya hablaban del mejoramiento de la raza o incluso de su “blanqueamiento” . Estaban convencidos que mezclando raza blanca con negros, indios y mulatos haría que sus descendientes heredaran las cualidades superiores de la raza blanca. Cómo lo explica Alfonso Múnera en otro libro “Fronteras Imaginadas”, 2005:

Lamarck y sus seguidores abrían la posibilidad al progreso de las razas mediante los mecanismos de la adaptación al medio ambiente, sobre todo de palabras, los negros y los indígenas podían alcanzar la condición de seres civilizados por medio de un proceso lento de incorporación de nuevos hábitos y actitudes. Esta idea fue fundamental para el pensamiento criollo americano de la segunda mitad del siglo XIX, que pudo encontrar en ella una base científica para plantear sus tesis del mestizaje como panacea para civilizar a la población americana. La raza blanca, al cruzarse con la negra y la indígena, transmitirá por herencia a sus descendientes sus características superiores. Y en la marcha ineluctable hacía el progreso y la felicidad, los hábitos civilizados de las razas europeas se impondrían naturalmente a las formas inferiores de otras razas a la hora de mezclarse (23).

En 1804, el intelectual José Ignacio de Pombo expresaba en su reporte sobre el Contrabando en 1804:

[..] Nosotros experimentaremos igual mal en la isla de Cuba, y aun en muchas partes del continente, si no se pone término a la introducción de negros, si no se adopta un sistema para extinguir la esclavitud en América, y si no se trata de mejorar y confundir esta desgraciada clase con las de los demás habitantes. Pero ¿por qué principios los más opuestos, cuando se permite, se autoriza y se fomenta un comercio en que se encuentran tantos inconvenientes, una población de bárbaros, de siervos y de enemigos naturales de los blancos, se ponen tantos estorbos, o por mejor decir se cierran las puertas de nuestra América a los europeos extranjeros? ¿Será más productivo el trabajo de aquellos que el de estos? ¿Serán menos desafectos y temibles, que el laborioso suizo, el industrioso alemán, el honrado flamenco, el paciente irlandés, el sociable italiano? Cuando la bondad y fertilidad del país, el amor a la propiedad, al suelo que cultivan y a su familia, no reconcilie a esos con su nueva patria, sus hijos, sus nietos, no serán verdaderos españoles americanos.
Pero los de los negros, cuanto más ladinos, ¿no les será más pesado el yugo, no conocerán mejor sus fuerzas, sus derechos, los medios de recuperarlos y no serán siempre nuestros

más irreconciliables enemigos? Los Estados Unidos de América se pueblan y se cultivan ¡sin negros! Una ley prohíbe su comercio, y otra pone término a la esclavitud de los existentes. Su suelo, su cielo, ni los mejores de Europa, son comparables con la fertilidad, temperatura y serenidad de los de nuestra América. Imitemos pues su ejemplo: abramos ésta a los extranjeros católicos, que quieran trasladarse a ella, ofreciéndoles tierras, y los auxilios más precisos para sus establecimientos; equilibremos con su número el de los negros, ya demasiado”

Con ésta intención, en 1847 el gobierno granadino decidió entonces expedir una ley (ley del 2 de junio de 1847) que ofrecía terrenos baldíos (no labrados) a los inmigrantes europeos y norteamericanos que llegaran a establecerse a la Nueva Granada.

Así mismo en 1859 surgió la idea de ofrecer a los Estados Unidos la anexión de la Nueva Granada a los Estados Unidos para convetirla en un nuevo estado. La propuesta oficial la hizo el presidente Mariano Ospina Rodriguez a través de su Ministro Pedro Alcantara Herrán. A esto se sumó el interés del Procurador, Florentino Gonzáles quien advertía que habría muchas cosas positivas podrían ocurrir si la anexión fuera aprobada, “los americanos se casarían con nuestras hijas creando una fusión de las dos razas que será ventajoso, esto en lugar de alarmarme, me place“. (Colombia Tierra Fragmentada, Sociedad Dividida, Frank Safford, Marco Palacios, pag. 221)

Existe en Colombia una organización que vigila y realiza estudios sobre la discriminación racial, El Observatorio de Discriminación Racial de la Universidad de los Andes. http://www.odracial.org

Reciéntemente, Margarita Ariza, una artista colombiana de Barranquilla, realizó una proyecto sobre la discriminación racial en la costa, especialmente sobre el efecto de ser más blanco es mejor basada en su propia experiencia, e  inclusive compartiendo frases de su propia familia, siendo demandada por sus tías y finalmente censurada por un juez de la costa que ha sido ampliamente criticado por el fallo. (ver noticia y crítica radial sobre la censura). Ver el sitio web del proyecto: Blanco Porcelana, http://www.blancoporcelana.com/

También a finales del 2011 fue plublicada una foto en la revista española acerca de la mansión de la colombiana Sonia Zarzur, calificándola del Beverly Hills colombiano, y en la foto se pueden apreciar dos empleadas negras en el fondo usadas como d coración (ver foto). Esto causó por su puesto un gran escándalo. Escuche la entrevista de la FM aquí.

La otra cara de Cartagena (Documental)

Clasismo

El Clasismo es la discriminación social según la clase social a la que se pertenezca. En Bogotá como en muchas otras partes las clases sociales están clasificadas como “alta”, “media” y “baja”. Así mismo existe otra clasificación y depende de donde esta ubicada la casa en donde se vive, a lo cual se le llama el Estrato Residencial ( o social). De esta manera una persona puede ser discriminada por el barrio donde vive o por la clase social a la que pertenece. Las Clases sociales también son clasificadas de acuerdo a su posición dentro de la economía: la clase obrera, la gente de cuello blanco, la gente de cuello azul.

El Clasismo ha estado presente desde la época colonial y se mantuvo después de la independencia y la abolición de la esclavitud. as damas de clase alta de finales del siglo XIX llevaban a la misa del domingo todas sus joyas puestas para diferenciarse de los pobres. Según el coronel Lemly en 1885, describía así a las damas de clase alta, conocidas por usar mantilla alrededor de la cabeza, con las damas de clase baja o Corroscas:

De la Mantilla a La Corrosca hay sin embargo una gran diferencia. La línea de demarcación entre la gentileza y el populacho se ha dicho que es la alpargata, un tipo de zapato o sandalia hecha de cáñamo nativo; pero La Corrosca usualmente no le presta atención a esa cosas, y con sus pies descalzos, sus tobillos, sus brazos y su pecho descubierto, sin perturbarse por tal abundante muestra de encantos personales, ella vende la chicha o exhibe sus mercancía y fruta en el mercado. Recibe ese nombre por el sombrero que lleva, pero usualmente su nombre propio tiene los nombres más musicales del vocabulario, tales como Mercédes, Jesusita o Carmen.

Los pobres no comenzaron a usar zapatos sino hasta comienzos del siglo XX, esto los por razones obvias los diferenciaba inmediatamente de las demás clases sociales y era una forma de hacerles saber en que lugar de la sociedad estaban. (Vea artículo sobre los niños de la calle)

Según el Ducoudray Holstein en su libro “Memorias de Simón Bolivar”:

En Nueva Granada, había entre los esclavos, más mestizos que negros. En Venezuela era lo opuesto. En Bogotá, a los esclavos no se les permitía presentarse afuera con zapatos o medias, a pesar de que el clima de ésta ciudad algunas veces es tan frío, que se encuentra hielo en las calles, de vez en cuando. Esta costumbre se comenzó y continuó, con el propósito de distinguir a los esclavos de los libertos. Y así se les recordaba a los esclavos constantemente su condición degradante.

Ducoudray además, en la introducción, hace una descripción muy detallada cómo era la Nueva Granada a principios del siglo XIX y la discriminación característica de la época que incluso hoy día sigue vigente. (Memorias de Bolívar)

Aquí algunas características del clasismo moderno en Bogotá y otras ciudades:

Estratos Residenciales o Sociales

En Bogotá existen 6 estratos residenciales, esto es, la casas o edificios tienen diferentes tarifas de electricidad y agua dependiendo del estrato. Si la casa se encuentra en un barrio ‘pobre’ el estrato será 1 o 2, si la casa se encuentra en un barrio costoso, el estrato será 5 o 6. Es muy común escuchar en Bogotá usar la palabra ‘estrato’ para describir a personas según la clase social. Por ejemplo: “Ese Señor es estrato 6″,para referise a algún rico, o “Esa vieja es estrato cero”, en forma despectiva para referirse a alguien de ‘baja clase’ o que no tiene modales. En Bogotá, por lo general los barrios de estrato 6 se encuentran al norte de la ciudad y los barrios de estrato 1, 2 y 3 se encuentran en el Sur. Los barrios de estrato 4 en niveles intermedios, entre el norte y el sur o al occidente de la ciudad. A las comunas o ‘invasiones’ que son las casas construidas ilegalmente en las montañas por lo general se les asigna estrato 1. En Bogotá es muy común escuchar a alguien decir “Ese vive en el sur” para significar que vive en un barrio pobre.

Términos peyorativos para describir a las clases sociales

En cuanto a la discriminación social han surgido en Colombia una serie de términos peyorativos para distinguir a las clases ‘bajas’ o  menos favorecidas, algunos de estos terminos que se escuchan comúnmente y que se usan como insultos o como referencia para describir físicamente a alguien son: ‘el indio’, ‘la coima’,'el guiso’, ‘la sirvienta’, ‘el celacho’, ‘la indiamenta’, ‘la negra’, ‘el negro’, ‘el ñero’, ‘el gamín’, ‘el ruso’,'el colino’,'el mariguanero’ etc.  (ver glosario racista abajo).

También es típico el uso de términos peyorativos para describir a las clases altas. Son típicas las expresiones como “la gomela, el gomelo”, “el ricachón”,”estrato 6″, etc.

Es también muy frecuente el uso de muchos otros términos ‘peyorativos’ para hacer otra descripciones más generales o para ‘echar en cara’ el poder adquisitivo: “Esa universidad es de quinta”, ‘Ese vive en un barrio del sur’, ‘Los traje de Estados Unidos’,'ese tipo es un arrancado’, ‘ese no tiene en que caer muerto’.

Discriminación social o cultural entre regiones

Es muy común el uso de gentilicios regionales expresados como insultos, tales como: Boyaco para los que son de Boyacá, usado como insulto haciendo alusión a la amplia mayoría de campesinos boyaceneses en esa zona, costeño o corroncho, para aquellos que son de la costa (Barranquilla, Cartagena, Santa Marta, etc) y que tienen hablado y una apariencia muy diferente a los bogotanos; Paisa Montañero, aquellos Antioqueños o Caldenses con un acento paisa muy marcado y con sus costumbres típicas antioqueñas y Pastuso los de la región de Pasto, Nariño, ampliamente discriminados por su acento y su personalidad, entre otros.

Es muy conocida además los fuertes peleas y tensiones entre los bogotanos con la gente de la costa Atlántica, en otras palabras entre bogotanos y costeños. Los costeños crítican a los bogotanos de ser muy delicados, hipócritas, sin talento para bailar. Los bogotanos crítican a los costeños de corronchos (sin gusto), de maleducados, de perezosos, de gritones (que hablan muy fuerte). Pero eso si los bogotanos en general les encantan las mujeres costeñas, asi que tienen una buena razón para no pelear con ellos todo el tiempo.

 Discriminación mediante el uso del ‘tú’ y el ‘usted’

Es muy conocido que en español es posible usar dos modos de hablar: “tutear”o “ustedear”. Y la norma que existe es usar “usted” con los mayores o con las personas a quien se les merece respeto. Pero en Colombia la gente de clase alta usa el “tú” para dirigirse de una forma condescendiente a la gente que considera ‘inferior’ o de clase baja, pero no sucede al contrario. Si alguien que pertenece a la clase baja llegara a usar el “tú” con alguien de clase alta, será una situación muy molesta para el de clase alta quien inmediatamente solicitara que por favor no lo trate de “tu” sino de “usted”, por respeto y además pedira que lo llame “Doctor”o “Doctora” y no por el nombre propio.

Discriminación social por tener estudios en el exterior o por haber vivido en el exterior

En Colombia existe la costumbre de alabar a aquellos que han hecho estudios en el exterior o por el sólo hecho de haber vivido en el exterior. A esto se suma el hecho de que el ‘recién llegado’ maneje otro idioma. No importa que la persona haya estudiado en la universidad más mediocre de Europa o Estados Unidos, el sólo hecho de haber estudiado en los Estados Unidos o en Europa es lo que vale.

Los que llegan de estas ciudades extranjeras igualmente se sienten más importantes por que hablan otro idoma, sienten que les deben pagar mejor y sienten que están por encima del ‘profesional’ criollo.

Discriminación social en las universidades

Las universidades han ayudado muchismo a aumentar el nivel de desigualdad en Colombia, especialmente las universidades privadas más costosas como la Javeriana, la de los Andes, la del Rosario, debido  a que los costos de matricula son tan altos que solo pueden ser pagados por familias pudientes o de clases acomodadas. Estas universidades son más costosas que incluso muchas universidades en Estados Unidos o en Europa. En Bélgica la matricula de cualquier carrera,  ingenierías o medicina, es de 600 euros al año, tanto en las universidades públicas como privadas. Dada la crisis en España, muchos Españoles jóvenes deciden estudiar en Bélgica por los costos tan bajos de la educación superior. El costo tan exagerado de  las universidades privadas colombianas crea mayor desigualdad, pues si fueran mas equilibrados pexistiría mayor diversidad en la educación.

Hace unos 20 años la Universidad de los Andes era más abierta a la diversidad, de hecho los estudiantes de bajos recursos podían estudiar allí presentándo su declaración de renta (para demostrar sus ingresos económicos). Hoy en día cobran tarifas fijas que están por encima de los $6,000 dólares por semestre, lo cual la hace la más cara de toda Colombia.

La discriminación por universidades se demuestra al momento de pedir trabajo, alguien que viene de la Javeriana o de los Andes tiene mayor oportunidad que alguien que tenga la misma carrera pero que venga de la Nacional, la Distrital o la Pedagógica. Por fortuna la Nacional se ha logrado establecer como una de las mejores del país y sus egresados resaltan por su preparación intelectual.

Es común en Bogota por ejemplo el referirse a alguien con mucha clase, alcurnia y elegancia como “Ese es javeriano”,”Es estudió en los Andes”.

De las universidades tradicionales más discriminadas están las universidades de ‘izquierda’: la Universidad Nacional, la Distrital y la Pedagógica, aunque estas universidades se han ganado el respeto y una buena reputación gracias a la calidad de sus egresados: la Nacional en carreras humanistas e investigativas, la Distrital en ingenierias y licenciaturas y la Pedagógica en profesores de colegios.

Los estudiantes de estas universidades de izquierda son discriminados y estigmatizados por la imagen de revolucionarios, en parte debido a las acciones de los grupos de infiltrados que siempre estan causando destrozos al enfrentarse con la Policía.

Servilismo

El Servilismo son aquellas viejas costumbres de los ‘criados’ y ‘siervos’, heredadas de la colonia, que se traspasaron a través de las generaciones.

Esta costumbre se ha ido fortaleciendo como tradición familiar aumentando cada vez más la desigualdad social, ya que a los niños se les inculca de manera ingénua, enseñándoles una serie de comportamientos y expresiones para que adquieran “buenos modales” y aprendan como deben dirigirse a los “superiores”, “patrones” o “jefes”, con expresiones típicas como “No Señor”, “Si Señor”,”No Señora”,”Si Señora”,”Sumercé”,”Don”,”Doña”,”Doctor”,”Doctora”. Estas expresiones o  tradiciones  y comportamientos servilistas fueron heredadas de la época del colonialismo y la esclavitud y aún siguen vigentes hoy en día. El servilismo se enseña en Colombia como parte de las tradiciones familiares y culturales para inculcar respeto y buenos modales dentro de la familia pero termina repercutiendo también en el futuro en el entorno laboral y social y en la mentalidad clasista de la sociedad.

Dirigirse a alguien cómo ‘Señor’ o ‘Señora’ no es problema, se usa como término de respeto en otros idiomas también, pero uno de los términos de servilismo más escuchado en Colombia para infundir o reclamar respeto es: “Doctor” y “Doctora” muy usados en Bogotá y en general en Colombia para dirigirse a cualquier ‘superior’,'jefe’,'patrón’ y que no necesariamente tenga un Doctorado o sea Doctor en Leyes. El que es llamado “Doctor” o “Doctora” en Colombia se siente recompensado de reconocimiento, inteligencia, respeto, alcurnia, autoridad e intelectualismo. “Sumercé” una variación del “Vuestra Merced” es un término que hoy día es usado por muchos bogotanos para dirigirse a alguien con respeto y que por tradición ha sido muy usado por los campesinos especialmente boyacenses para dirigirse con respeto a cualquier persona.

Un adulto al que le sea inculcado ‘el servilismo’ se acostumbra a ‘estar apenado o avergonzado’ por todo lo que hace, a ‘pedir permiso para todo’, a ‘excusarse por todo’, así no tenga la culpa, a ‘agachar la cabeza’ y a llamar a sus superiores “Doctor” o “Doctora” entre otros, creando más desigualdad y dándole la oportunidad a los ‘superiores’ a aprovecharse de su estado submisivo.

Se pueden inculcar buenos modales a los niños en Colombia pero sin necesidad de inculcar el ‘Servilismo’. Como dice el dicho: “Lo cortés no quita lo valiente”

Algunos de los estereótipos más discriminados

‘Afrocolombianos’

Muy discriminados en toda Colombia especialmente en la costa Atlántica y Pacífica donde son mayoría por la convivencia con las razas ‘blancas’ de clase alta. No importa cual profesión tengan, siempre son discriminados asi tengan títulos universitarios o pertenezcan a la clase alta.

La ‘empleada del servicio’

La empleada‘ o ‘la empleada del servicio’, son mujeres entre los 15 y los 18 años, por lo general campesinas desplazadas o bogotanas de bajos recursos. Es muy típico que las familias de Bogotá contraten a una ‘empleada del servicio’ la cual por lo general es técnicamente ‘adoptada’ por dicha familia a cambio de su trabajo, con un salario muy bajo y sin ningún tipo de beneficios, una alimentación básica (que ellas mismas cocinaban) y su dedicación y sacrificio por la familia que la contrata. El trabajo de estas émpleadas’ es hacer de todo: niñera, cocinera, limpiadora, lavadora, compinche (p.e. cubriendo las mentiras de los jefes). Por lo general se le asigna un cuarto propio.  Algunas de estas familias desarrollan un sentimiento de propiedad sobre estas ‘empleadas’ que les permite aprovecharse de ellas haciendo uso de sus servicios así no tengan que ver con el trabajo para la que fue contratada a lo cual las ‘empleadas’ no pueden quejarse para no perder el empleo.

Era muy común en los 70s y 80s, 90s en Bogotá escuchar a señoras de familia hablando despectivamente de sus ‘empleadas’ refiriendose a ellas como ‘la sirvienta’, un término muy despectivo e insultante. Esto además se veía reflejado en las telenovelas de esa época como la ‘Abuela’ de 1978 protagonizada por ‘Teresa Gutierrez’ en donde una anciana amargada y moribunda siempre estaba insultando a su empleada doméstica, cuyo personaje llegó a hacer famoso el insulto ‘India zarapastroza animal de monte‘, insulto que llegó a ser muy popular en la época y llegó a ser muy común que la gente lo usara como chiste entre amigos. Hoy día ya no es tan común la costumbre de contratar a las ‘empleadas’ de ‘tiempo completo’ sino por días.

El ‘celador’

El ‘celador‘ es la persona contratada para ‘vigilar’ los edificios de apartamentos. Ellos son por lo general campesinos o desplazados que han llegado a la ciudad y que por lo general han prestado su servicio militar como soldados regulares (sin haber terminado el bachillerato). Ser celador en Colombia es tal vez una de las profesiones más denigrantes que existen, no por el oficio como tal que es muy respetado, sino por la discriminación con la que se enfrenta por el solo hecho de ser celador. En otros paises los vigilantes pertenecen a cuerpos de seguridad y están muy bien entrenados, pero estos vigilantes sólo trabajan para lugares públicos como bancos y centros comerciales. Pero en general ni en Europa ni en los Estados Unidos existen los celadores de residencias a menos que sea un hotel o la casa de un milonario.

El soldado ‘Regular’ y el soldado ‘Bachiller’

Esta diferencia, creada por el mismo gobierno, es tal vez la muestra más clara del nivel de desigualdad en Colombia.

Existe dentro del ejército dos tipos de soldados: El soldado Regular, quien no terminó sus estudios de bachillerato y el Soldado Bachiller. El Soldado Regular presta su servicio por 2 años y el soldado bachiller por 1 año.

El soldado regular es talvez el más discriminado dentro del ejército. El soldado regular es por lo general el soldado campesino. Por lo general son discriminados por su origen ‘campesino’, su apariencia física (algunos descendientes de grupos indígenas) y su forma de hablar. Los soldados regulares por lo general son enviados los combates con la guerrilla para apoyar a los soldados profesionales.

Recuerdo que cuando presté mi servicio militar como bachiller en 1989, los mismos bachilleres usaban el término “Régulo” para insultar en chiste a otros soldados bachilleres. En mi compañia había dos soldados regulares que como premio se les permitió estar en el Batallón Guardia Presidencial, ningún soldado bachiller se les acercaba para hacr alguna amistad. Los dos estaban siempre acompañados y eran mejores amigos pero ellos sabían que estaban en un territorio hóstil. Los mismos oficiales (bachillerestambién) cuando se referían a los soldados regulares, lo hacían en forma despectiva.

Una vez, a principios del 89, cuando yo recibía mi entrenamiento en la Escuela de Artilleria con otros soldados bachilleres, uno de estos soldados regulares cometió el error de quedarse dormido mientras dormía en la garita, y al dia siguiente el comandante de la Escuela lo presentó ante todo el batallón en la formación del día, y empezó a insultarlo delante de todo el batallón (unos 500 soldados) y luego empezó a cachetearlo para que no lo volviera  a hacer y para el colmo después comenzó a ‘jalarle’ las orejas de una manera tan fuerte hasta que sólo lo soltó cuando le rasgó una de las orejas y un hilo de sangre le empezó a correr por el cuello.

Hoy en día existe una propuesta del ‘Soldado Universal’ en Colombia (ver noticia) lo cual pondría a todos los soldados en el mismo nivel, no más regulares ni bachilleres.

El Agente de Policía

Curiosamente los agentes de la policia también son ampliamente discriminados pues su apariencia física, su forma de hablar y su nivel de educación que no está a la altura de las clases ‘educadas’. Muchos de ellos provienen de zonas de bajos recursos o incluso del campo. Un ejemplo de esto se puede ver en el reciente escándalo del senador Merlano que se negó al examen de alcoholemia tratando de convencer a los agentes de policia de manera condescendiente para demostrar su nivel de autoridad como senador de la república. Ver video.

Una vez tuve la oportunidad de presenciar a un Coronel del Ejército que fue detenido por una agente de la policia mujer y el Coronel empezó a gritarle diciendole que ella no sabía con quien se estaba metiendo, que el era coronel del ejército y comandante del batallón y ella no era nadie, que cómo se atrevia a detenerlo y a ponerle una infracción. La agente se asustó tanto que lo tuvo que dejar ir.

Algo que este tipo de personas como el senador Merlano o aquel Coronel del Ejército es que los agentes de la policia tienen autoridad en las calles por encima de cualquier general, senador o ex-presidente.

El taxista y el conductor de Buseta

El taxista y el conductor de buseta son dos de las profesiones más discriminadas.

El taxista en los últimos años ha adquirido una imágen muy negativa debido a las bandas delincuenciales que operan los ‘paseos millonarios’, esto es, secuestrar a alguien por unas horas para que desocupe sus cuentas bancarias. El ‘verdadero’ taxista por lo general es un padre de familia, muchas veces también proveniente del campo, algunas veces incluso con estudios universitarios, y algunas veces profesional de alguna carrera.

El conductor de Buseta al igual que el taxista, por lo general es un padre de familia, algunas veces incluso lleva a la familia, esposa o hijos a su lado, y al igual que el taxista, muchos de ellos no completaron sus estudios de bachillerato o algunos pueden tener algun estudio.

Los taxistas y los conductores de buseta son muy discriminados por las clases altas por su forma de hablar, por su bajo nivel de educación y por su apariencia física.

El sindicalista

Muy discriminados por las clases altas o de ‘la extrema derecha’ mas que todo  todo por su ideología de izquierda y su orígen humildes. Muchos de ellos son trabajadores que vienen del campo y que decidieron tomar las riendas de los sindicatos. Su función es la de garantizar que los derechos de los trabajadores de una compañia sean respetados. Debido a sus posición de izquierda muchos sindicalistas han sido asesinados por grupos de extrema derecha.

El mensajero

Es aquel que trabaja para una compañia o negocio y se encarga de llevar todos los paquetes de correspondencia a  través de la ciudad en una motocicleta que se le asigna. Es muy común verlos llenos de paquetes y bolsas, con su impermeable amarillo para resistir las fuertes lluvias de Bogotá. Por lo general son mucho más eficientes que el servicio postal oficial pues en un sólo día pueden entregar muchos paquetes. Por lo general ésta profesión es menospreciada así mismo el salario es muy bajo. Alguien con estudios universitarios jamás pensaría en ser contratado como mensajero.

El obrero de construcción

Por lo general se les ve con sus cascos blancos o amarillos encaramados en andamios. Muchos de ellos vienen del campo también. En Bogotá se les llama peyorativamente “rusos”.

El vendedor ambulante ilegal

Esta talvez es la clase social más discriminada de todas. Ellos se estacionan en partes muy transitadas de la ciudad, ponen su mercancía sobre el ánden’ y la ofrecen por precios a los que es dificil no aceptar. Desde libros, hasta partes de computador, ropa, utileria para la cocina, ferreteria, etc. Siempre esán vigilantes de que no haya un polic cerca y cuando los policías se acercan ellos se comunican entre ellos rápidamente y emprenden la huída. Por lo general cuando la policía llega termina ‘decomisándole’ sus mercancías. Por años los políticos han intentado ofecerles una alternativa para que puedan vender sus mercancias legalmente, pero legalmente significaría que tienen que legalizar una compañia, obtener permiso de funcionamiento, e incluso pagar impuestos sobre las ventas. Para ellos es más fácil vender rápidamente en la calle y evitarse todo ese papeleo.

Los vendedores ambulantes ilegales no sólo existen en Colombia. En ciudades como Paris por ejemplo, los africanos son los vendedores ambulantes y se encuentran vendiendo las ‘Torre Eiifel’ y otros ‘souvernirs’ en las calles, vigilando también que la policia no esté cerca.

El índigena

El primero en haber sido discriminado en el ‘Nuevo Mundo’, aún siguen siendo muy discriminados y faltos de oportunidades en las ciudades y prefieren quearse en sus comunidades. Cuando se les ve en las ciudades se entiende que han sido desplazados.

Ver documental “El país de los pueblos sin dueño” ganador del Premio Nacional Documental

El campesino

Históricamente el campesino siempre ha sido muy discriminado por su forma de hablar y de vestir con ruana, sombrero y alpargatas o por su apariencia física producto del mestizaje histórico. Su  forma de hablar es ampliamente usada por comediantes. Los campesinos por lo general son la clase trabajadora más pobre de Colombia. Por lo general los niños campesinos tienen que interrumpir sus estudios por la necesidad de ayudar a la familia haciendo las labores del campo. En los últimos 20 años los campesinos han sufrido el efecto del desplazamiento a causa de los grupos ilegales,  teniendo que abandonar sus tierras mudándose a la ciudad.

El desplazado

Es el campesino que llega obligado del campo,  huyendo de la violencia, con toda su familia. Muchos logran conseguir un cuarto donde vivir, otros viven en la calle y otros logran construirse una casa en las montañas o invasiones. Se les ve por lo general en las calles o en las esquinas con la familia completa pidiendo limosna.

El niño de la calle o gamín

El niño de la calle por decadas se convirtió en la clase social más abandonada y discriminada en Bogotá, por la esencia misma del ser niño, esto es, mientras un adulto puede tener mayor fortaleza y conocimiento para enfrenarse con la indigencia, un niño no. Muchos de los niños de la calle de los años 60 y 70, algunos retratados por el pintor Omar Gordillo, y que jamás fueron rehabiitados, hoy día es muy probable que sean indigentes. Afortunadamente muchos de ellos también fueron rehabilitados por el padre Javier de Nicoló a traves de su fundación, tal vez la más importante en Colombia e igualmente a traves de la fundación Niños de los Andes deJaime Jaramillo.

El padre Javier de Nicoló escribio dos libros al respecto: Los niños de la calle, Que hacer? y Musarañas, Programas de Intervención con niños de la calle. Descargar aquí

Hoy en día existe mayor conciencia que hace 20 o 30 años. Incluso ahora existe una institución de la ciudad: Instituto Distrital para la protección de la Niñez y la juventud IDIPRON. En su sitio web tiene una recopicación de sus publicaciones, algunas escritas por el padre Javier de Nicoló. Puede descargar sus publicaciones aquí.

La palabra ‘gamín’ que comenzó a ser usada en Colombia para refererirse a los niños de la calle y que proveniene del frances ‘gamin’ (léase gamá), y que significa simplemente niño , hoy es usada como sinónimo de alguien sin educación, sin modales, sin gusto, grosero o de baja clase. Expresiones como “Ole, no sea gamín” o “usted es un gamín” son típicas.

El zorrero o reciclador

Es muy común verlos en la ciudad en una ‘zorra’ o carroza improvisada tirada por un caballo mal alimentado. Su trabajo básicamente es recoger todo el material de construcción o desechos para reciclar. Hace un par de años ganaron una tutela para reclamar el derecho al trabajo de reciclaje. En el 2013 las ‘zorras’, serán prohibidas en Bogotá. Los zorreros siempre han sido discriminados por su falta de educación y ningún plan de inclsuión social ha sido desarrollado hasta ahora. Ellos son considerados habitantes de la calle pero la diferencia con éste es que trabajan por obtener un ingreso mientras que el habitante de la calle vive de las limosnas.

El habitante de la calle o Indigente

El indigente es la clase social más abandonada y discrimimada en las ciudades colombianas. En Bogotá habitan en el llamado Bronx, aniguamente la calle del cartucho. Ellos viven de las limosnas y también han desarrolado formas de delinquir para poder sobrevivir.
Muchos de ellos hoy día fueron niños de la calle que jamás fueron rehabilitados. Aunque los políticos colombianos siempre están hablando de resocializarlosm no existe un proyecto del gobierno para tal fín.

IDIPRON, Instituto Distrital para la protección de la Niñez y Juventud ha publicado varios libros cómo: Habitantes de la Calle  y el Censo de habitantes de la calle del 2007.

Existe un proyecto de ley para ser sancionado por el presidente para obligar al Estado a rehabilitar a los habitantes de la calle, leer artículo.

Ciron Durán realizó un documental llamado “Gamín” filmado en 1977 y en el pudo retratar muy ben el estado de abandono de estos niños. Ver documental

El término social para estándar para referirse a ellos es ‘indigente’. El término peyorativo para referirse a ellos es ‘ñero’.

Oficios ampliamente descriminados por su profesión

Otros oficios ampliamente discriminados son el de los albañiles, plomeros, electricistas, mecánicos, muchos de ellos campesinos que llegaron a la ciudad para huir de la violencia o bogotanos de bajos recursos y que nunca terminaron sus estudios.

Otros tipos de Discriminación Social en Colombia

Discriminación según las características personales físicas, sociales y de género

  • Discriminación según el nombre: En Colombia nombres como pronunciación inglesa por lo general son relacionados con ‘baja clase’. Por ejemplo: Yeison, Yair, Yimmy, Yerson. Aquí un artículo sobre los nombresen Colombia titulado ‘Es hora de prohibir los nombres absurdos en Colombia‘ de Daniel Samper Pizano.
  • Discriminación según el apellido de la familia: En Colombia los apellidos también juegan un papel importante. Apellidos extranjeros son sinónimo de alcurnia, elegancia o distinción. Apellidos índigenas son susceptibles de discriminación. Apellidos colombianos conocidos por tener distinción: Santos, Pombo, Sánz de Santamaría.
  • Discriminación según el color de la piel o del grupo étnico: A pesar de que la discriminación racial es muy fuerte contra los afrodescendientes, también lo es contra los descendientes de grupos índigenas y zambos, tal como sucedía en el siglo XIX. Por lo general, dependiendo del color de piel o del grupo étnico, alguien puede ser discriminado y ser llamado “negro” o “indio”. En Colombia, entre más blanco menos discriminado.
  • Discriminación por ser Gay: Al igual que otros países, ser gay en Colombia es ampliamente discriminados por los grupos ultra conservadores. Muchos no se atreven a  expresarlo en las compañias donde trabajan por miedo a perder el empleo.
  • Discriminación por ser mujer: Las mujeres siempre han sido igual de discriminadas a otros grupos, más que todo en el campo laboral. recientemente el presidente Santos firmó una ley contra la discriminación salarial de las mujeres, quienes ganaban menos que los hombres por el mismo trabajo. Ver noticia.

Según la clase social y el poder adquisitivo

  • Discriminación según el barrio donde se vive y el estrato: Si se vive en estrato 6 es una persona pudiente, elegante si se vive en estrato 1, 2 o 3, es una persona pobre. Estrato 4 es intermedio, y por lo general no es discriminado. Ejemplos de barrios de estrato 6: Rosales, Chicó, Santa Ana, Santa Bárbara. Estrato: 1,2,3: Las Cruces, Tunal, Kennedy. Estrato 4: La Soledad, Chapinero, Teusaquillo.
  • Discriminación según la forma de vestir: La forma de vestir también es parte de la discriminación social. Vestir ropa de marca es símbolo de poder adquisitivo, elegancia o incluso superioridad. En Colombia esto se vuelve importante a la hora de una entrevista para empleo, para relaciones interpersonales, etc.
  • Discriminación según el Colegio o Universidad donde se estudió: No es lo mismo estudiar en un colegio del norte que uno del sur, o en un colegio privado y una escuela pública, y a la hora de aplicar a una universidad ese factor juega un papel importante. Igualmente no es lo mismo estudiar en una universidad que no sea de renombre a una universidad costosa. A los profesionales que buscan trabajo siempre les están preguntando de que Colegio salieron y en que Universidad estudiaron, y algunas compañias (no todas) basan su elección con esta información.

Organizaciones en Colombia observadoras de la discriminación

Observatorio de Discriminación Racial
Grupo interdisciplinario de la Universidad de los Andes

http://odracial.org

Proyectos de Inclusión Social y Organizaciones relacionadas

Discriminación en otros países

Obviamente Colombia no es exclusiva de la discriminación. La discriminación se percibe también en paises desarrollados en donde se presentan además de la discriminación racial, la disciminación religiosa.

En Estados Unidos la discriminación no sólo está dirigida a los afroamericanos sino a todos las llamadas ‘minorias’ o grupos étnicos ‘no blancos’ o ‘no caucásicos’. Así mismo hablar español es del ‘ghetto’ (baja clase) en ciertas ciudades. La fuerza excesiva de la policia de Los Angeles con las minorias especialmente con afroamericanos e hispanos es muy conocida. En 1992 un grupo de policías golpearon brutalmente a un jóven de 25 años llamado Rodney King. El incidente fue grabado en video. Los cuatro oficiales implicados quedaron en libertad lo que causó que miles de angelinos se llenaran de furia destrutendo, vandalizando y quemando muchos establecimientos y muerieron entre 50 y 60 personas y unas 2000 fueron heridas y también repercutio con disturbios similares en otras ciudades. El incidente es conocido como L.A. Riots. o Disturbios de L.A.

En Europa la discriminación se extiende más hacia los grupos de origen islámico especialmente los marroquíes y turcos pero también a los polacos y rumanos que usualmente son los que ejecutan labores de limpieza en países como Holanda y Bélgica y Alemania.

En España es muy conocida la discriminación tan marcada contra los latinoamericanos, a quien llaman ‘sudacas’ que incluso hablar el castellano con acento latino es de ‘baja clase’ para ciertos grupos ultranacionalistas o conservadores.

Definiciones de algunos estereotipos

  1. Alcurnia: Según el diccionario español, alguien de ascendencia, de linaje.
  2. Boyacense: Persona nacida en la región de Boyacá. Expresiones típicas: “Ay sumercé lindo, sumercesito me puede hacer un favor”
  3. Cachaco o Rolo: aquellos nacidos en Bogotá, usualmente un poco anticuados y con un acento muy particular. Algunas de sus expresiones típicas son: “Ala, mi chato querido”, “Mira, ese pisco (señor) yo lo conozco”. Son conocidos por ser arrogantes.
  4. Costeño: Los nacidos en la costa Atlántica: Barranquilla, Santa Marta, Cartagena, Monteria, etc. Expresiones típicas: “Errda, no joda, cuanta barra me vaj’a cobrar por eja mondá”
  5. Doctor o Doctora: Título que se le asigna a cualquier persona que parezca profesional, pudiente, autoritario. A veces se usa a manera de saludo “Hola Doctor, como me le va” entre amigos, pero también se usa como una forma de dirigirse al jefe o al patrón. Viene del título de grado de “Doctor en Leyes” de los abogados.
  6. Distinguido: Término para referise a alguien que es muy respetado, que es muy elegante, muy intelectual, que proviene de una familia importante, que tiene dinero o incluso con apariencia europea.
  7. Pastuso: Nacidos en la ciudad de Pasto y en general del departamento de Nariño. Su acento se asemeja mucho al acento ecuatoriano.

Algunos adjetivos racistas

  1. Alpargatón: Término peyorativo usado para referirse a alguién que viene del campo, que no tiene alcurnia o que no procede de una familia distinguida.
  2. Boyaco: Término despectivo para alguien nacido en Boyaca, especialmente si tiene acento campesino.
  3. Coima: termino despectivo para referirse a la empleada del servicio doméstico.
  4. Celacho: Termino despectivo para referirse al celador.
  5. Corroncho: Término despectivo para referirse a alguien de la costa (Cartagena, Barranquilla, etc) sin ‘gusto’ o de ‘baja clase’
  6. Estrato Cero: Término para referirse a alguien a a algo de ‘baja clase’. El estarto más bajo es 1, por cual cero es incluso por debajo de lo más bajo.
  7. Gamín: Término despectivo para referirse a un niño de la calle o a alguien sin modales. Viene de la palabra gamin en frnces que significa niño.
  8. Guiso: Término despectivo para referirse a alguien de mal gusto, de baja clase, o de apariencia física no ‘distinguida’.
  9. Leguleyo: Término peyorativo para describir a un abogado mediocre.
  10. Levantado: Término despectivo para referrise a aquellos que han hecho dinero de un momento a otro, ya sea por actividades ilegales o ganándose una loteria, pero que contínuan con sus costumbres de ‘baja clase’
  11. Mamerto: Término despectivo para referirse a alguien que izquierda, por lo general llevando una ‘mochila’ arhuaca, y defendiendo doctrinas socialistas.
  12. Ñero: Término despectivo para referirse a un indigente o alguien con nada de educación ni modales.
  13. Sirvienta: Término despectivo para referirse a la empleada del servicio doméstico.

Ejemplos de expresiones racistas o discriminatorias

  1. Ese no tiene ‘don de gentes’: Se refiere a alguien que no tiene modales ni decencia.
  2. Esa vieja es estrato cero: Se refiere a alguien que es pobre o de baja clase
  3. Esa universidad es de quinta o esa universidad es de ‘medio pelo’: Se refiere a una universidad que es de baja clase.
  4. Ese tipo es un indio: Se refiere a alguien que no tiene modales, que es muy grosero o que tiene aspecto físico índigena.
  5. Ese tipo es un gamín: Se refiere a alguien que no tiene modales o que no tiene educación, haciendo alusión a los niños de la calle

Relacionados:

El Fracaso de Una Nación, Alfonso Múnera, 1998.
Enlace Librería

Fronteras Imaginadas, Alfonso Múnera, 2005.

La Discriminación racial en Colombia, Rodrio Uprimny, DeJusticia
Enlace

La Elite en Cartagena y su transito a la República de Maria Teresa Ripoll, 2006
Enlace Librería

Indagación sobre las causas de Escasa Inmigración en Colombia. ¿Ausencia de Políticas Públicas o Políticas Públicas Restrictivas?
Descargar

Reseña sobre el libro “Fronteras Imaginadas” de Alfonso Múnera por Javier Ortiz Cassiani, historiador Universidad de Cartagena
Enlace

Reseña sobre el libro “Fronteras Imaginadas” por Alfonso Valencia Llano para la revista Historía y Espacio de Univalle
Descargar

Reseña sobre el libro “Fronteras Imaginadas” por Luis Alfonso Ramírez Vidal en el Boletín de Antroplogía de la Universidad de Antioquia
Descargar

 

 

VN:F [1.9.13_1145]
Rating: 9.6/10 (10 votes cast)
VN:F [1.9.13_1145]
Rating: +9 (from 11 votes)
Racismo, clasismo, servilismo y discriminación social en Colombia, 9.6 out of 10 based on 10 ratings
Comparta éste artículo

Opiniones

  1. Rafael dice:

    Lectura indispensable para conocer el por qué de los males de Bogotá y de Colombia es el llibro que recomiendo a continuación. Seis premios Nóble de economía recomiendan su lectura. Lastimosamente sólo está disponible en inglés. El título es “Why Nations Fail: The Origins of Power, Prosperity, and Poverty”, sus autores son
    Daron Acemoglu y James Robinson.

    VA:F [1.9.13_1145]
    Rating: 4.5/5 (4 votes cast)
    VA:F [1.9.13_1145]
    Rating: +1 (from 1 vote)
  2. juan manuel navia dice:

    Saludos.Esta discriminación es manejada por las élites, desde hace 202 años y los que nos gobiernan la mantienen vigente para seguir dominando y corrompiendo todo lo que tocan!!!!

    VA:F [1.9.13_1145]
    Rating: 5.0/5 (2 votes cast)
    VA:F [1.9.13_1145]
    Rating: +3 (from 3 votes)
  3. Cindy Ballesteros C. dice:

    La discriminación sin duda es un problema serio para nuestro país y el mundo entero, la manera en que se presenta varía según la situación, el lugar y el grupo en el que se encuentre ubicado. Es duro ver como día a día crecen más niños sin oportunidades y sin más opción que optar por un mal camino, todo gracias a la falta de buenas opciones y a las diversas caras que tiene la corrupción, vivimos en un país corrupto que se ha visto evidenciado a lo largo de la historia, cada quien toma lo que cree que le corresponde sin pensar en los demás. Somos tan ignorantes que aún creemos estar en la Época de la Colonia y nos sentimos dueños de otros, que como nosotros también son humanos, pero no todo es gracias a nuestros “queridos gobernantes” y a sus buenas políticas, sino además a la educación que se recibe y a la cultura que se nos imparte, ya que aún nosotros mismo somos responsables en gran manera de esta grave enfermedad, al no inculcarle a nuestros hijos desde pequeños el amor por el prójimo (no estoy diciendo que lo amemos como a nosotros mismos como nos manda el creador, sino a entender que también son personas y que merecen respeto) a ser tolerantes y tener claro que por muchos estudios, estratos altos y apellidos reconocidos, todos merecemos respeto. Anoche muy particularmente vi como en reality de TV (omito el nombre), “una celebridad” que día a día muestra una cara bonita a la ciudadanía llamaba “AMPON” a otro concursante solo porque no es como ella, de manera tan discriminada y me pareció muy absurdo que algo así suceda en un programa de televisión y es donde empiezo a imaginar como de allí partirán muchos niños a llamar ampones a otros, tomándolo como ejemplo y creyendo que todo el que esté “por debajo de ellos” débase llamarse así.

    VA:F [1.9.13_1145]
    Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
    VA:F [1.9.13_1145]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  4. colombia dice:

    Para mi siempre hemos sido Colombianos, blancos, negros, mestizos, diferentes colores y sabores, pero al fin todos somos Colombia, nada de afrocolombianos. Personalmente, me parece mas bien que estan promoviendo una division social….algo asi como “divide y conquista”..ahora bien , solo habra que preguntarse, quienes estan tratando de dividir nuestra patria? y con que fin? lease “agenda 21″ de las naciones unidas.

    VA:F [1.9.13_1145]
    Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
    VA:F [1.9.13_1145]
    Rating: +1 (from 1 vote)
  5. John Meneses dice:

    Es, de lejos, uno de los mejores artículos que he leído en mucho tiempo. Explica este triste fenómeno de manera clara, contundente y bien sustentada. Mi gran descubrimiento del día.

    VA:F [1.9.13_1145]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.13_1145]
    Rating: 0 (from 2 votes)

Opine aquí

*